domingo, 23 de mayo de 2010

Refléjate a tu gusto


A veces es dificil encontrar un espejo que se adapte a nuestros gustos, a nuestras necesidades y a nuestra decoración. Huyendo de modas globales, os voy a enseñar unos espejos atemporales que bien pueden reflejar la personalidad de sus dueños. Tabajados a mano, como siempre.



A cuadros: Marco de madera dividido con tiras de plomo adhesivo y texturado. Decorado con servilletas.




Para un recibidor, espejo decorado con amapolas y paraguero a juego.


De resina decorado con pátinas



De mosaico sobre base de madera





Espejo policromado de escayola, restaurado




Para paredes que no soporten mucho peso, son  ideales de resina.





3 comentarios:

  1. ¡me encantan tus espejos!
    Para mí, para mis grabados, es una base fenomenal y el resultado que dan.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus comentarios.
    Tengo catálogos. Puedes venir a echarles un vistazo. A ver si voy subiendo alguno aquí...cuando tenga un minuto!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo un espejo parecido, pero antigüo de verdad, plateado, que da mucho que limpiar, pero toy enamorada de él. Ya te mandaré una foto, como la plancha y el decantador de vino y la quesera...ah, y un Telefunken pequeño, que no viste... Besosss.

    ResponderEliminar