viernes, 25 de junio de 2010

Viejos o nuevos, para todos los gustos!

Aquí te muestro dos trabajos totalmente distintos en su ejecución.
Esta mesita, es una pieza  restaurada, de madera de castaño con acabado a la cera a la que le decoré la puerta y el cajón con  unas flores sobre un craquelado.


 El  velador lo realicé sobre madera de haya virgen, y después de aplicarle un tinte y lacarlo, lo decoré con  un marmoleado.




2 comentarios:

  1. Dios!!! la mesita esa restaurada es igual que las que hacía papá...

    ResponderEliminar
  2. Quizás la hubiera hecho él. Es muy probable!

    ResponderEliminar