domingo, 31 de enero de 2010

Cajas con nombre propio

Aquí tenemos un costurero craquelado, decorado con stencil en tonos verdes y envejecido. La tapa es abatible y tiene departamentos para los hilos y otras cosas que queramos mantener en orden. Abajo, tiene un  amplio cajón.
En esta podemos guardar esas botellas de buen vino para una ocasión especial.
¡O para un regalo especial!

Y en esta, o mejor, detrás de esta, esconderemos esos antiestéticos automáticos.
¿No dirás que no son buenas ideas, eh?

No hay comentarios:

Publicar un comentario